lunes, 19 de enero de 2015

Yael Tesouro: “Una historia congelada habla del primer amor, que es la familia”.




Bajo la lupa.
Nombre completo: Yael de la Cruz Tesouro.
Edad: 33 años.
Signo: Leo.
Lugar de nacimiento: Argentina.
Un autor de teatro: Urdapilleta.
Un director de teatro: Hugo Midón.
Un actor de teatro nacional: Alejandro Awada.
Una actriz de teatro nacional: Belén Blanco.
Las tres mejores películas que vio últimamente: “Blue Jazmine” de Woody Allen, “Hotel Budapest” de Wes Anderson y “Maleficient” de Disney.
Un Miedo: La inseguridad ( el miedo de que alguien me haga daño )
Una Alegría: mi hijo Santi
Algo que la defina: Una frase de Chevoj de la gaviota "lo importante no es la fama, ni el brillo con el que soñábamos , sino con tener fe, tener fe y saber resistir". Pero la fe no de Dios o de algo supremo allá arriba, sino la fe en uno, en creer en vos.

Infancia.
"Mi mamá era actriz y uno de mis primeros recuerdos es estar a upa de mi papá viendo una obra de mi mamá. Desde chica y que tengo uso de razón, actuaba y me disfrazaba todo el tiempo: “Juana y sus hermanas”, Gasalla y Hugo Midón hicieron que me fanatice con mi profesión. Obviamente el cine también".

Teatro infantil.
"Es curioso, porque cuando era más chica, me consideraba más una actriz dramática y a medida que pasó el tiempo fui enamorándome de la risa de los chicos y de su imaginación. Fundé mi empresa de eventos infantiles temáticos y ahí me di cuenta que quería hacer obras infantiles. Deseaba mostrarles un mundo mágico y que desplegaran sus alas. Además los chicos son unos privilegiados, ya que tienen lo más poderoso: ¡el poder de la imaginación!"

Influencias.
"Referido con el teatro infantil, claramente que Disney, es increíble ver las puestas, decorados, escenografías, maquillaje, una queda maravillada. En cine Wes Anderson, Tim Burton, Woody Allen, Jim Jarmush, Kim Ki Duk, Wong Kar Wai, Scorsese, Steven Spielgberg y Lars Von Trier."
 
“Una historia congelada”.
"Es una obra que habla del primer amor, la familia, el valor de los lazos entre hermanas, también toca el tema de la inclusión, que a pesar de una ser diferente, no hay que excluirlo. El personaje de la reina tiene un gran cambio drástico al empezar la obra, y por las decisiones que tomó su familia de excluirla por ser diferente, se convierte en una persona fría, sin amor y con mucha soledad, a causa de su encierro. Pero daría la vida por su hermana menor y quiere lo mejor para ella. Anna es más alocada, extrovertida, usa más el corazón que la cabeza, actúa por impulso, es un poco inmadura, pero también al final aprende a madurar. Sumamente soñadora, luchadora e ingenua. El príncipe vive enamorado, es el eterno Príncipe Azul, pero es un poco torpe e inmaduro como Anna. Él quiere demostrar su valentía, su caballerosidad y su amor cueste lo que cueste. Está profundamente enamorado de Anna. Y la bruja hechicera es una bruja que sabe mucho, puede ver el futuro, pero a veces se aburre tanto de sus predicciones y de decir lo que va a acontecer que se vuelve juguetona con sus palabras y acciones."

Sueños.
"Me encantaría hacer “La gaviota” de Chejov, mi obra favorita. En mi elenco definitivamente quisiera tener a Alejandro Awada, Inés Estéves, Belén Blanco, Valentina Bassi y podría ser El Ópera o El Teatro San Martín. También como soy una amante del cine, me encantaría poder actuar en un papel importante en un largo. Ya que hice “Palermo Hollywood” de Eduardo Pinto, pero era un personaje chico."


Crítica de “Una historia congelada”.

“Una historia congelada” es la adaptación que su joven directora Yael Tesouro, realizó del libro "La Reina de las Nieves" de Hans Christian Andersen, el cual inspiró a Disney para su taquillero film “Frozen”. Una obra infantil musical, que tiene como máximo objetivo, hacer disfrutar a los niños, y de hecho lo logra de principio a fin.

Recomendada para niños de dos a nueve años, la obra progresa al igual que las vidas de las hermanas y princesas, quienes son separadas de chicas, debido a los poderes sobrenaturales de Elsa. Una infancia juntas, que tras un accidente, las aleja durante su adolescencia. Sin embargo, la sensibilidad de su directora, hace que en ningún momento el caos adopte la escena. Alegres coreografías, impecables vestuarios y el carisma de sus protagonistas, convierten la puesta, en una imperdible propuesta para los más chicos en estas vacaciones de verano. Porque los infantiles no son exclusivos de las vacaciones de invierno, es que se puede disfrutar de la presente, todos los viernes, sábados y domingos a las 17hs., en el teatro El Método Kairós, durante enero y febrero.

Párrafo aparte para la aparición del entrañable Olaf, quien hace de su presencia, uno de los puntos más altos de la obra. Tal vez podría ser parte en mayor medida, aunque es la bruja quien contrapone su figura, aunque nunca logra la antipatía del público.

Con una precisa marcación de la directora Yael Tesouro, Jimena Palma (Elsa), Julieta Midún (Anna), Santiago Turón (Príncipe Hans) y Carolina Gómez (La Bruja); “Una historia congelada” cumple con su misión de entretener al público más sincero, que queda atónito ante la cercanía de sus héroes. Aunque en playback, sus protagonistas se lucen en todo momento.

“Una historia congelada” es para toda la familia, sobre todo para las niñas que sueñen con ser esas princesas que se deslizan sobre el hielo al compás del hit “Libre soy”.

Entrevista y crítica son propiedad exclusiva de Natalia González para Teatro con Rouge.








No hay comentarios:

Publicar un comentario