lunes, 16 de febrero de 2015

Jimena Civelli, socia fundadora de un nuevo teatro.

 


Bajo La lupa.
Nombre completo: Jimena Civelli.
Edad: 31.
Signo: Leo.
Lugar de nacimiento: Pehuajó.
Un autor de teatro: Urdapilleta.
Un director de teatro: Zorzoli, Kartún.
Un actor de teatro nacional: Muchos, pero no puedo olvidarme de Jorge Suarez en la
“Última sesión de Freud”.
Una actriz de teatro nacional: Norma Pons.
Las tres mejores obras que vio últimamente: “Yacarazo”, “Usted está aquí” y “Terrenal”.
Las tres mejores películas que vio últimamente: “Volver al futuro I”, “Nymphomaniac” y
“Perros de la calle”.
Un Miedo: La muerte.
Una Alegría: Mi familia.
Algo que la defina: Leo en Leo.


Jimena Civelli Begins.
Desde chica me gustó el juego de roles: jugar a las vendedoras, a la mamá, a la maestra. Cuando apareció “Jugate conmigo” y luego “Chiquititas”, con mis hermanas hacíamos shows en casa y pasábamos la gorra. El espectáculo era completo: maquillaje, vestuario, luces (mi hermano prendía y apagaba el foquito del living) y coreografías. Cuando me quise acordar estaba en el T.I.P (Teatro Independiente de Pehuajó) con mi primer taller de teatro donde descubrir la pasión por el teatro y aprendí el oficio de esta profesión.

Musos inspiradores.
Shakespeare, Leonardo DiCaprio, Johnny Depp, Madonna, Queen, Joaquín Sabina, Alex de la Iglesia y Urdapilleta.

Lo más y menos.
El momento de creación es lo mejor.  La búsqueda. Construir para romper y encontrar otra forma en eso que quedó. La angustia y el miedo que se vive en el proceso de ensayos que se transforma en éxtasis después en cada función. Y lo peor es la precariedad con la que en general tenemos que trabajar.

“No pasa de hoy (la fiesta sorpresa)”.
Lorena, organiza un cumpleaños sorpresa a su pareja (Jorge) por cumplir 40 años. Fiesta a la que estamos todos invitados. Lo que sucede una vez en la casa de Jorge, no puedo contar mucho, porque lo maravilloso de la obra es ir descubriendo, allí, que es lo que sucede. Todos somos protagonistas de la historia. Como en toda fiesta hay música divertida, luces de colores, barra con bebidas espirituosas y pasiones que ya no pueden mantener el decoro. El amor, borracho, se confunde y  las luces del flash nos dejan entrever situaciones que no pueden esperar.

Teatro nuevo, de vanguardia.
Todo comenzó con una pequeña idea (de la cual queda muy poco) que conté a un grupo de amigos con intención de formar el elenco. Este suceso fue lo más importante que le sucedió a “No pasa de hoy”. Lo maravilloso de esta obra es el elenco que tuvimos la suerte de formar. Más que elenco, “el equipo”. Entre todos fuimos dándole forma, estructura, probando posibles situaciones, cocinando el texto, poniendo a prueba los dispositivos. El material se nos fue presentando de a poco y encontrando su propio espacio. Los viernes se vive una verdadera fiesta porque tenemos muchas cosas que celebrar (el trabajo, la amistad, la vida y el teatro), pero sobre todo el cumpleaños de Jorge.

Sueños de noches de teatro.
La obra que estamos pensando con una amiga, que todavía no tiene actores.  Nos gustaría hacerla en un museo. Y por supuesto, poder seguir delirando y poniendo a prueba la realidad para llevar a cabo las ideas.


Crítica de “No pasa de hoy (La fiesta sorpresa)”.
“No pasa de hoy (La fiesta sorpresa)” es una creación de la ingeniosa y vanguardista Jimena Civelli. Teatro como la vida misma. Actores que hacen de espectadores y nosotros que jugamos a ser parte de la obra. Una fiesta, una noche especial y el amor, que su autora y directora nos muestra como una de las peores miserias del humano. Una experiencia sensorial a la asistimos como calidad de invitados, pero que sin nosotros, no iría a ningún lado.

El cumpleaños es de Jorge y todo el resto es un ir y venir de emociones, reencuentros, secretos y confesiones. La típica reunión que comienza a hervir desde el saludo. Con actores de gran histrionismo como Checha Amorosi, Macarena García, Luis Gritti, Emiliano Mendez y Martín Brunetti, que todo lo vuelven realidad.

Ambientado como una fiesta de un DJ, con barra, música ambiental que va desde el chillout hasta la divertida “Próvocame” de Chayanne, pantallas que nos muestran la verdad y diálogos que nos distraen o nos informan, la obra marca un nuevo estilo de teatro. Si el film “El origen” de Leonardo DiCaprio, nos confundía con el estado de los tiempos, “No pasa de hoy (La fiesta sorpresa)” nos confunde con qué es ficción y qué es realidad.

Una obra bisagra para la mente y Curriculum Vitae de nuestra Jimena Civelli, que así, eleva un nivel su registro teatral.


Entrevista y crítica son propiedad exclusiva de Natalia González para Teatro con Rouge.







No hay comentarios:

Publicar un comentario