lunes, 11 de mayo de 2015

Dani Covelo, una mujer de humor tomar.





BAJO LA LUPA.
Nombre completo: Maria Daniela Covelo López.
Edad: 36 años.
Signo: Sagitario.
Lugar de nacimiento: Capital Federal, Buenos Aires.
Un actor de teatro nacional: Pinti.
Una actriz de teatro nacional: Valeria Bertucelli.
Las dos mejores obras que vio últimamente: “Toc Toc”, “Más respeto que soy tu madre”.
Un miedo: Darme cuenta tarde de las cosas.
Una alegría: Familia, Amigos y Trabajar de lo que me gusta.
Algo que la defina: La mirada positiva.

Infancia.
Desde chica me gusta todo lo relacionado con el arte, estudié teatro muchos años, luego empecé la facultad de Diseño Gráfico, y cuando terminé continué con cursos de fotografía, publicidad, pintura, etc… el arte siempre estuvo presente y el humor también, cuando decidí retomar el teatro, tenía ganas de hacer humor y que me permitiera subirme al escenario constantemente (ya que es una energía única) y ahí fue que descubrí el Stand Up y me apasionó.

Monólogos by Dani Covelo.
Hago humor para mujeres, todos mis materiales tienen esa impronta. Primero arranco en con la pregunta para mí misma ¨¿Qué quiero contar?¨, y ¨¿desde qué lugar quiero hacerlo?”, ¨¿Qué me pasa a mí con tal tema?”. Luego es una búsqueda de observaciones, vivencias y demás etcéteras que se recopilan, para después aplicar la estructura humorística y darle formato al monólogo.

La risa y la timidez.
Cuando están riéndose… es un momento mágico, que te llena de energía y esta te retroalimenta, te intensifica. Cuando están tímidos y no responden, claramente no se recibe la misma energía, pero es parte del show también, uno tiene registro de este momento, entonces comenzás a ¨editar¨ el material en vivo, ves que tal material puede funcionar más con este público y vas de lleno ahí. Muchas veces pasa que no escuchás risas fuertes o aplausos explosivos, y al salir de la función la gente te dice que quedaron encantados con el show.

Humor alternativo.
Sí, se puede vivir del teatro independiente. Hay que ser perseverante en el trabajo, el esfuerzo, porque en este terreno quizá uno se frustre mucho, pero seguir es la clave, y saber que uno está dando un buen producto es fundamental.

Valeria André.
Vale necesitaba cambiar la gráfica de su unipersonal y comenzó a pedir recomendaciones de diseñadores gráficos (yo había realizado la gráfica de la escuela donde estudié Stand Up), y ahí le pasaron mi nombre, me llamó y arrancamos a trabajar juntas desde el diseño  y luego me convocó para “Fiesteras”, hoy además del trabajo nos une una gran amistad.

“La Guerra de los sexos”.
Es un show con una propuesta diferente, ya que fusionamos dos géneros: el Stand Up y la improvisación, el concepto es hacer competencias entre hombres y mujeres contando situaciones que nos pasan a todos, cada función es diferente ya que varían los monólogos y las improvisaciones, por supuesto, son impredecibles en cada show. Además incluimos al público para que voten quien gana.

“Fiesteras”.
Fiesteras es un show diferente, único, tiene de todo, Stand Up, Sketchs de humor, coreografías, contamos todo sobre el universo femenino, visto desde diferentes ópticas, es divertido, atrapante, tiene mucho humor y contiene un gran mensaje.

Dani Covelo.
Seguir, que esto que hago no tenga limites, que siempre haya más para contar, más para hacer.

Crítica de “La guerra de los sexos”
Definitivamente esta es la época de la mujer. No solo por lo que representa a la política u otros ámbitos, sino porque en el humor, tenemos dos fieles representantes. Lo que Dalia Gutmann es a la ama de casa cool, Valeria André lo es a la soltera independiente y autónoma. Y con “La guerra de los sexos”, vuelve a levantar en alto la bandera del feminismo. Está bien, esta vez pone hombres, pero los pone a combatir. No se la pueden llevar de arriba. Sin duda, amamos a Valeria André.

Lo bueno de esta talentosa humorista es que nunca pierde cartel. Esté con Silvina Connor en la clásica “Conchudas a mucha honra”, con Dani Covelo y Matilde Dal Corso en “Fiesteras” o junto a los jóvenes Ariel Dávila y Sebastián Succa en “La Guerra de los sexos”, ella brilla. Y ni hablar de “Una mina que no acabó”, donde nos ofrece cincuenta y pico de minutos de todo su esplendor. Puede que carezca de objetividad esta crítica o comentario, pero si se es mujer, soltera y con muchos mambos en el alma, no se puede ser fría con Valeria. Como pedirle a un hombre que analice técnicamente el fútbol de Lionel Messi. Imposible.

“La guerra de los sexos” es un juego entre hombres y mujeres. Del lado femenino, nuestra ídola junto a Dani Covelo, mientras que para los hombres Ariel Dávila y Sebastián Succa. Su competencia reside en monólogos de stand up e improvisaciones. Quienes lo hagan mejor para el público, será el voto. Al final, gana quien tiene más votos. La temática es obvia, pero el resultado es muy divertido. Y cuando uno cree que todo terminó, los cuatro humoristas se juntan para improvisar el supuesto encuentro de una de las parejas del público al que eligen por azar. Con datos como nombre, edad y forma de conocimientos, ellos arman la historia. Lo más gracioso de un show que nunca baja la intensidad.

“La guerra de los sexos” es lo nuevo de una humorista que nunca defrauda y que siempre nos deja con ganas de más. Habrá que esperar su nueva propuesta, aunque al tener varios pasos de improvisación, este show puede ser visto más de una vez. Para volver con ganas.

Entrevista y crítica son propiedad exclusiva de Natalia González para Teatro con Rouge.





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario