viernes, 2 de marzo de 2018

Natalia Luongo, actriz del Teatro Colonial


Bajo la lupa.
Nombre completo: Natalia Luongo.
Signo: Tauro.
Lugar de nacimiento: Capital Federal.
Un actor de teatro nacional: Alejandro Urdapilleta.
Una actriz de teatro nacional: Norma Alendro.
Las tres mejores obras que vio últimamente: “Othelo” (dirigida por Gabriel Buendía)
“Toc Toc”, y “El canto de la cigarra” (dirigida por Adrian Di Stefano).
Las tres mejores películas que vio últimamente: “Contratiempo” y “Wiplash”.
Un miedo: A la locura.
Una alegría: Mi trabajo, mi vocación, el teatro.
Algo que la defina: La persistencia, la constancia, y la ansiedad me definen.  Soy una persona muy comprometida con todo lo que hago, porque sé lo que quiero.

Paloma, la del Conventillo.
Si bien hoy por hoy vivimos otra realidad, que en aquella época, todavía hoy, hay muchas “Palomas” que viven en carne propia el maltrato, ya sea verbal, descalificación y acoso. Paloma, es una bella y buena mujer que busca “su lugar”, donde pueda estar en paz y tranquila. Así llega al Conventillo. Y encuentra el amor.

“El conventillo de la Paloma” de Alberto Vacarezza.
Me sorprende la visión tan clara y las definiciones de cada personaje. Todos son muy vistosos y atractivos, tienen una personalidad que los hace únicos.

“El conventillo de la Paloma”.
La puesta es muy dinámica, contamos con música en vivo y bailarines. Lo que la hace más divertida para el ojo del espectador, donde es transportado en el tiempo, a aquel patio de Conventillo.

Teatro Colonial de Adrián Di Stefano.
Vuelvo después de unos cuantos años. Había hecho mi primera función ahí, en el año 2005. Y en el 2016 comencé a ensayar una comedia en el teatro, donde un día me encuentro con Silvina Tenorio por casualidad… y me propone empezar con algunas obras para las escuelas. Y empecé al mes.

Teatro para colegios.
Es una gran experiencia. Te da sin dudas un oficio. Es una escuela permanente el Teatro Colonial. Por día nos subimos al escenario a interpretar varias obras, distintos personajes, saliendo a hacer reemplazos, todo es un aprendizaje. Y realizar estas obras para las escuelas, y ver la devolución de cada chico, es muy gratificante. Es un ritmo distinto a las funciones nocturnas. Los chicos son más efusivos y se expresan ante cada chiste o humorada de cada actor, ya sea cual sea la obra. Siempre la respuesta es excelente.

Crítica “El conventillo de la Paloma”
Natalia Luongo en su personaje de Paloma es imponente. Bella, desinteresada y temerosa por momentos, podría ser un referente actual de la mujer, como también un objeto de deseo para la mira masculina. Aunque parece escrito por la coyuntura argentina, en la que se debate el feminismo y el machismo, la obra “El conventillo de la Paloma” es del año 1940, por la creativa e inigualable inspiración de Alberto Vacarezza, quien nos dejó un bello inolvidable, que incluso hoy, tantos años después, sube a escena con mucha autoridad.

La obra trata sobre cómo se revoluciona la tranquilidad de un conventillo de Villa Crespo, cuando llega nuestra bella Paloma. Todos los hombres, incluso el dueño, quedan encandilados por la juventud, simpleza y negativa de esta extraña mujer que escapa de una desilusión reciente. Y así, entre propuestas indecentes, sinsentidos y dimes y diretes, cada protagonista va ganando su momento.

Con un elenco multitudinario para el teatro independiente, la obra cuenta con once actores que van y vienen, y con un cantante que le pone música en vivo a la velada. Su director Adrián Di Stéfano, sinónimo teatral del Colonial, es quien lleva las riendas de este conflicto inmobiliario entre Paloma y sus habitantes.

Situados en la Buenos Aires del 1940, el look de los protagonistas cumple con la fecha, como así también ese inentendible lunfardo entre El Gallego y Don Miguel, a pleno cambio de palabra para batirse a duelo o para complotarse.

Una obra maestra de Alberto Vacarezza, quien con humor e ironía, mostró como pocos lo que viven las mujeres que hacen sin querer de su persona, un imán para los hombres. Buenas actuaciones y gran puesta de este elenco, que cuenta entre sus filas a consagrados del teatro independiente y los que recién comienzan.

Entrevista y crítica de Natalia González exclusivas para Teatro con Rouge.

No hay comentarios:

Publicar un comentario